Friday, April 15, 2005

Beban el agua los malos, que el diluvio merecieron; rindamos alegre culto, al ebrio Baco, los buenos.. (Alejandro Dumas)

Y rió hasta llorar, sabiendo que había llegado el día.

Al amanecer, pensó, que quizás una prorroga le concedería,
Y así como en el pasado aquella gitana de ojeras pronunciadas y ojos de mar le había asegurado
Que a la víspera de sus 21 años una gota de sangre correría por su rostro y terminaría en sus dedos
Para luego tocar el suelo, así vio, como nunca antes, la puesta del sol, y de pronto era éste más grande de lo que jamás se había percatado, y en un breve momento subió a sus fosas nasales el olor que desprenden las lilas, no cualquiera, era el olor que descubrió en el jardín de su abuela materna, a los 10 años, "el olor más dulce" pensó, en aquel entonces, eran más que lilas, era el olor de su adorada mamá.

Y se dijo: " No he amado aún, no me he sentido amada todavía...", recordando que su madre, sabiamente, mientras vivía, más allá de estar en este mundo, era aún madre, tierna y devota, ágil y pensante, le advirtió: "nadie deja este mundo sin haber sido amado, ..."; pensó entonces, que amar no era requisito, recordando aquellos que habían partido, sin haber sentido...., "y si fui amada? y no supe hasta hoy?, habrá quizás una excusa?", sabiendo que la gracia de morir es lastimar a quienes nos aman, sin importar que sepamos o no el impacto que causamos.

Así caminó de un lado a otro en la estrecha habitación que perteneció a su madre, y que desde su muerte no había abandonado, y sintió la opresión del abandono, viendo así que en realidad no estaba viva, que no lo estaba desde ese entonces, y que el nudo en su garganta no era más que la sensación de impotencia, de saberse sola y dolida, de que su mundo colapsó hace justamente año y medio.
Y así fue, la vida le parecía fácil, porque nunca se arriesgó, no fue heroína, jamás, a voluntad determinada, de ningún corazón, siempre pensó, no puedo salvarte, cuando no me puedo salvar a mí misma, y así fue, en el poco tiempo que respiró pasó sin gloria y sin amor.

Sofocada por todo lo no dicho, a sus seres queridos y por los detestados, saltando la línea que divide una cosa de la otra, calló, y le dolía respirar, sabiendo que en muchas ocasiones, todas sin importancia, sus labios supieron encontrar palabras, y refiriéndose a cosas que en realidad no importaban, reflejaba otra persona, y hablar, era mucho menos, y en una crisis existencial, lloró, lloró..., llovió, es más fácil ser gentil con las personas que realmente no nos importan, pensó, recordando palabras alguna vez leídas, es más fácil decir todo lo que, al final, no importa, ...

Y sentada en el final de la cama, con los pies desnudos en el suelo, sabía que había llegado el final, la corta historia, y mirando el lugar donde había crecido, no le importaba morir allí mismo, de pronto se sintió aliviada de que por primera vez, estaría donde su corazón siempre estuvo.

Casi siempre, sonreía, recordó, y entonces "por qué?, en que momento las cosas dejaron de ser lo que eran, y el valor de una sonrisa cayó en miseria?"; Y aquella mujer, que siempre sonrió por impulsos del corazón, cruzó su mente nueva vez, quien vivió genuinamente, ingenuamente, fue ella, el perfecto modelo a seguir, ...a quien no siguió, ..Moriría entonces, por querer ser, quien nunca, ni en una nueva vida podrá ser, la heroína de su corta historia.

abvn

No comments: