Friday, January 01, 2010

idea para 365 días

Pasadas las horas se da entrada a la no tan inesperada sensación de que algo a finalizado, - pero será cierto que algo ha finalizado?-

Entre premisas y promesas auto-acordadas y aprobadas, como un candidato que vota por sí mismo, surgen ideas, anhelos, esperanzas, metas, -casi siempre son las mismas, que hemos extendido hasta el próximo año-, o la certeza absoluta de que realmente se espera algo.

Es el compromiso de una lista para surtir 365 días.

De ahí a que o nos sale o no, encaminados a las buenas expectativas, es un alivio el sentir que tienes mucho por recorrer, o en su defecto, hastío que aún no se ha llegado a ese punto que ni en sueños ha sido descifrado, calificado y etiquetado.

Qué quieres?
cómo nuestros viejos nos preguntan, qué quieres hacer con tu vida? cuando aún estamos en la preprimaria o en la secundaria; luego se convierte en qué pretendes?
Qué pretendes hacer con tu vida? cuando estas en la universidad y "no se te ve el aplomo necesario para enfrentar la carrera o esta vida"..


A veces se les da menos crédito de lo que merecen, a quienes se les pregunta; obviando que es una fácil ruta para alimentar el apetito del monstruo llamado insomnia, que la preocupación agobia.. se les olvida que la preocupación ahoga.

Pasa el tiempo y estamos aquí, acá, allá, en todos lados y la pregunta viene en formato de "Resoluciones de fin de año", 365 días pasados para pensarlo y 365 días más para empezarlos.

Poniendo a práctica que es mejor darle la misma importancia a los buenos halagos que a la crítica productiva y a la destructiva - se vive mejor y por período extendido-, estas tradiciones de un 31, no deben seguirse al margen de.

Si te levantes un 7 de cualquier mes del año y decides que no seguirás martillándote por todo aquello que no tiene remedio y siempre ha estado fuera de tu alcance, no esperes el 1ero del próximo conteo de 365 a ser empezado.

Nunca es tarde ni temprano, los momentos todos, son inesperados; cuando te llega la voluntad y su fuerza, dale ánimo e impulso a esa necesidad personal de hacer el cambio.

Ver el primero y el segundo y el décimo, y todos los del medio y los del después, como esa oportunidad de empezar de nuevo, que cada día, todos los días es una nueva oportunidad para empezar, y verte renovado.

Dios bendiga a todos aquellos que sin importar cuando ni como ni donde, se encuentran en disposición absoluta de seguir con arrojo y perseguir todo aquello que en algún momento pensaron se les escapaba de las manos. Dios bendiga a todos aquellos que sienten que solo al final o al principio del 365, nuevas metas pueden ser enumeradas y perseguidas en lapsos intermitentes - poco importa el como, cuando y donde-.

Dios bendiga a todos aquellos que nos despertamos sin saber donde estamos parados, pero lo estamos, con y sin lista, con y sin lista, con y sin lista, por 365 días, que no importa el cuando, como y donde.

Dios bendiga a Dios, no importal cual, de quien ni, de cuando, porque la Fe es el mejor y mayor impulso que necesitamos.

abvn.

2 comments:

Anonymous said...

Hola que tal he pasado las ultimas dos horas leyendo blogs y encontre este y me agrado asi de simple y el 365 dias me parecio muy interezante aa bailar un bolero es algo muy lindo bueno que tengas un bello fin de semana te dejo me voy a tomar un cafe con mi madre y no dejes de escribir .

D.T.T. said...

Gracias por tomarse la molestia y leer mis, poco elocuentes, palabras y por sus cordiales palabras.

Y sí, espero que pueda bailar un bolero, me cuenta como le va con eso:D, y sobre todo que ese café con su madre haya sido fabuloso, departir con los padres es un valor poco apreciado, lamentablemente.

Igualmente, feliz y bello fin de semana para usted también.

Saludos.